Es posible disminuir drásticamente los costos de hardware mediante la virtualización de máquinas, con lo que tendrá mayor eficiencia operacional en entornos de desarrollo y prueba de software, migración de aplicaciones antiguas y escenarios de consolidación de servidores.